RSS

Archivos Mensuales: diciembre 2011

El porqué de la Navidad

Cerca ya de la Navidad, os traigo una poesía que me parece profunda y preciosa.
Yo me sigo emocionando cuando la leo.

Leela despacio… Estás en el portal de Belén

Era en Belén y era Noche, buena la noche.
Apenas ni la puerta crujió cuando entrara.
Era una mujer seca, harapienta y oscura
con la frente de arrugas y la espalda curvada.


Venía sucia de barro, de polvo de caminos.
La iluminó la luna y no tenía sombra.
Tembló María al verla; la mula no, ni el buey
rumiando paja y heno igual que si tal cosa.

Tenía los cabellos largos color ceniza,
color de mucho tiempo, color de viento antiguo;
en sus ojos se abría la primera mirada
y cada paso era tan lento como un siglo.

Temió María al verla acercarse a la cuna.
En sus manos de tierra, ¡oh Dios!, ¿qué llevaría?…
Se dobló sobre el Niño, lloró infinitamente
y le ofreció la cosa que llevaba escondida.

La Virgen asombrada, la vio al fin levantarse.
¡Era una mujer bella, esbelta y luminosa!
El Niño la miraba. También la mula. El buey
mirábala y rumiaba igual que si tal cosa.

Era en Belén y era Noche buena la noche.
Apenas ni la puerta crujió cuando se iba.
María al conocerla gritó y la llamó ¡Madre!
Eva miró a la Virgen y la llamó ¡Bendita!

¡Qué clamor, qué alborozo por la piedra y la estrella!
Afuera aún era pura, dura la nieve fría.
Dentro, al fin, Dios dormido, sonreía teniendo
entre sus dedos niños, la manzana mordida.


(Villancico Teológico, de Antonio Murciano, 1929).

 
2 comentarios

Publicado por en diciembre 19, 2011 en Uncategorized

 

Leer a Miguel Delibes es un placer.

Me resulta curioso que muchas veces, al comentar con algún amigo que he leido un libro de Delibes, me ha dicho “¿Y has leído tal otro? Es mucho mejor”. Le haces caso, lo lees, y se repite la historia… alguien piensa que otra de sus novelas es mejor. Así, una tras otra y poco a poco las voy leyendo.

El último ha sido “El camino”, una historia narrada en primera persona por un crío de once años al que sus padres van a mandar a estudiar a la ciudad. Se sitúa en un valle del norte de España en la época posterior a la guerra civil.
La noche anterior a su marcha, Daniel (el mochuelo), que así se llama (y le llaman) va recordando diversos episodios de su vida en el valle, y su visión de los amigos, de los mayores del pueblo, de sus padres, de la familia rica, del cura…

Narrado con la sencillez y la profundidad con que escribe Delibes, uno se siente transportado al sitio y a la época, disfrutando de los personajes y viviendo con ellos los episodios.

“El camino” me ha resultado entretenido e interesante, pero seguro que cuando veas esto se te ocurrirá “pues a mi me gustó más….” Pues dilo¿Cual recomendarías tú?

 

La leyenda del pianista en el océano

He leido un libro que es un poco más largo que un relato corto y un poco más corto que una novela breve; que fue escrito para hacer un monólogo en el teatro y que ha sido llevado al cine con una estupenda película: “La leyenda del pianista en el océano”.

Está escrito por Alessandro Baricco y se titula Novecento.

El argumento es sencillo. Se desarrolla en un trasatlántico de la primera mitad del siglo XX, que hace la ruta entre Europa y América, con clase de lujo, de segunda y emigrantes hacinados. El protagonista es un maravilloso pianista que nació en el barco y nunca bajó de él.

Escrito con estilo rápido, directo y desenfadado. Parece que no dice mucho, pero la historia es para hacer pensar, comentarla y buscar paralelismos.
Es breve y me ha encantado. Gustará a muchos. Merece la pena.

 
7 comentarios

Publicado por en diciembre 1, 2011 en recomendaciones, relatos breves, trabajo

 
 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.