RSS

Archivo de la categoría: libros sobre el holocausto judío

Si esto es un hombre

Este libro, autobiográfico, de Primo Levi, me ha parecido de los que mejor relata el día a día de un prisionero en un campo de concentración nazi.

Impresiona mucho el hecho de que el autor no lo escribe desde la queja, ni se regodea en la barbarie, sino que se plantea sobre todo cómo sobrevivir en un lugar donde el objetivo parece que es la deshumanización de los prisioneros para despojarlos de toda dignidad.

El hambre, la desnudez, el frío… Convertirse en ladrones de la miseria. Un lugar donde la vida ajena, y la propia, valen poco más que un trozo de pan. Donde la amistad está tan condicionada por la necesidad que no se puede prometer nada. Donde  no necesariamente sobreviven los más fuertes, y la pregunta más habitual al principio ¿por qué?, llega a desaparecer, asumida por la necesidad de sobrevivir o de morir.

En fin, un libro duro, que a muchos les sonará a repetido o considerarán inútil, pero que – como tantos otros de esta temática- recomiendo, porque también ahora podemos aprender mucho del sufrimiento ajeno.

 

El diario de Ana Frank

Este libro lo he tenido en la recámara durante años. Ha sido de esos que  alguien te recomiendan de vez en cuando y que he apuntado varias veces dicendo “lo tengo que leer”. Pero hasta hace unas semanas no he tenido ocasión de hacerlo.

Me ha gustado. Me ha impresionado la personalidad de Anna Frank y me parece admirable que una adolescente sea capaz de pensar y escribir con la continuidad y coherencia con que ella lo hace.

La historia es más o menos conocida. Durante la ocupación alemana de Holanda, muchos judíos y personas que les ayudaban fueron asesinados o deportados a campos de concentración. Algunos lograron huir y otros pudieron esconderse durante un tiempo más o menos largo.
Ana Frank pasó dos años escondida con padre, su madre, su hermana, otra familia (padre, madre y un hijo de su edad), y un amigo de su padre. En total ocho personas, dos años encerrados en una pequeña zona alta de un edificio de oficinas.

Ana tenía entre trece y quince años, y escribe -en forma de cartas a su diario- lo que le pasa, lo que siente, lo que hacen, lo que estudia, la relación con cada uno de los que comparten encierro… Se inventa historias y diálogos, y escribe sinceramente sobre su propia evolución interior.
Se ve muy bien reflejada la actitud cambiante propia de una adolescente junto con una extraordinaria madurez y un  excelente carácter que se van formando.

Es un diario, pero es mucho más. Destaca su crítica -propia de la edad- a su madre, a su padre, y a quien se ponga por delante según el momento. Pero trascendiendo el criterio de una adolescente, es evidente que detrás de ese ambiente logrado durante dos años de encierro tiene que haber una buena educación familiar y un considerable esfuerzo de los padres.

Es un libro que gusta a los jóvenes, pero me parece sobre todo muy apropiado para los padres y madres de adolescentes.

Pienso que es muy recomendable, que ha cambiado la vida de muchas personas y que se mantiene actual a pesar del paso del tiempo.

 

Dos pequeños libros que merecen la pena

Me refiero a “Reencuentro” y “Un alma valerosa” y

En realidad se trata de relatos, uno continuación del otro, que recogen magistralmente la relación de amistad que se establece entre dos adolescentes alemanes, uno de ellos judío y el otro ario, que entra en las juventudes nazis, antes de la segunda guerra mundial.

Hay muchos libros, largos y cortos, sobre este triste episodio de la historia que ya sabéis que me atrae y me parece inagotable, pero estos relatos de Fred Uhlman son una referencia, pues se han hecho muchas ediciones en muchos idiomas y es bastante citado cuando se habla del tema.
En el primer libro tenemos a los protagonistas en el colegio, mientras que en el segundo han pasado ya unos años y se ve la evolución que ambos han tenido.
Son tan cortos que casi no son ni novelas, pero son dos pequeñas joyas que merece la pena haber leído.
 

Los genocidios en la historia. Un tema que interesa.

Uno de los temas más consultados de este blog, y por el que recibo bastantes emails, es el de los libros sobre el holocausto judío.

Los seguidores del blog ya saben que me gusta leer de vez en cuando libros que reflejan situaciones injustas que hacen sufrir y el dolor de las personas, descritos por gente que lo ha vivido y ha sabido superarlos.

La pretensión de exterminio a los judíos y la persecución a otros grupos étnicos o religiosos por parte de los nazis no es, desgraciadamente, única en la historia reciente. Hemos conocido genocidios y masacres que han afectado a millones de seres humanos (se dice pronto: MILLONES) en la dictadura comunista de la antigua URSS, en la China de Mao… y hemos visto casi televisados los de países africanos como Ruanda y Congo, o del sudeste asiático como Camboya, o algunos menos llamativos en números, pero más impresionantes por la cercanía, como la guerra de los Balcanes.

Pienso de verdad que merece la pena conocer, aunque sea por encima, el sufrimiento que causaron. De todos hay buenos libros o documentales impactantes. Es cierto que son duros, pero estoy convencido de que ayudan a apreciar la paz, la libertad, la salud, la familia, la amistad y tantas cosas que se valoran más cuando se pierden.

Al contrario de lo que les pasa a otros, a mi no me cansa leer libros así y agradezco a quienes los escriben, pues estoy convencido de que si llegara a olvidarse volvería a repetirse.


Como algunos me lo han pedido, voy a citar en esta entrada algunos libros que he leído de estos temas y me han parecido interesantes. Unos ya han sido reseñados en el blog y otros lo serán.

Sobre la persecución en la alemania nazi:, “Si esto es un hombre” de Primo Levi, sobre la vida en un campo de concentración; “El hombre en busca de sentido” de Victor Frankl, sobre el sentido del dolor; “Sin destino” de Imre Kertesz, que es el testimonio personal de un adolescente.

De la persecución comunista en Rusia, sin duda “Vertigo” de Eugenia Ginzburg, que cuenta su persecución por ser intelectual en Rusia y su periplo por campos de concentración siberianos. Y por supuesto los de Alexander Solchenystin.

También tiene que ver con el tema: “Tan lejos como los pies me lleven” de Josef Martin Bauer que cuenta la huida a pie de un soldado alemán, prisionero de los rusos en la segunda guerra mundial, en una mina de plomo atravesando Siberia.

De la persecución comunista en China, hay mucho escrito. Recomiendo sin duda “Cisnes Salvajes” muy conocido y numerosamente reeditado; y “La dama de Shangai” de Nien Cheng, que me impresionó mucho.

Del genocidio ruandés está el libro “Sobrevivir para contarlo” de Immaculee Ilibagiza, y la película “Hotel Ruanda”.

De Camboya no sé de ningún libro, pero recuerdo la impresión que me causó la película “Los gritos del silencio” dirigida por Roland Joffé.

En fin, espero que os sirvan algunos de estos títulos.

 

Paradero desconocido

No tenía ni idea de la existencia de esta pequeño libro. “Paradero desconocido” tiene apenas 80 páginas, se lee de un tirón y pienso que no puede dejar indiferente a nadie.

El amigo que me lo recomendó -y me lo regaló- dijo que era quizá el libro que más le había influido.

La verdadera amistad, la lealtad en circunstancias extremas, el desgaste por la distancia, la influencia de la ideología política en las relaciones humanas… Todo esto se recoge de manera más o menos profunda en unas cuantas cartas que forman esta novela escrita por la autora norteamericana Kressmann Taylor.

Pienso que el hecho de que fuera escrito en 1938, y que podamos conocer la realidad de las situaciones en las que se encontraban los protagonistas, da mucho fuerza a esta novela y hace que se lea con más interés.

Prefiero no contarte más, porque el libro es breve. Pero si lo lees, estoy seguro de que, al menos, te llevará a plantearte algunas cuestiones que te ayudarán en la vida y en la relación con los amigos.

Yo puede asegurar que a mi me ha servido.

 

Dora Bruder

Una vez más me ha convencido la escritura de Patrick Modiano.

“Dora Bruder” es un libro pequeño, que se lee de un tirón, y contiene una historia poco habitual en un autor de novela.


El punto central es la aparición de un anuncio en un periódico parisino, por el que se busca a una chica de 15 años. Esto podría dar para desatar la imaginación por cualquier lado, pero en este libro se describe una investigación real, que fue realizando el propio Modiano años más tarde, hasta descubrir muchas cosas de esa Dora Bruder, y a la vez abrir muchas otras incógnitas.

No es una novela policíaca. Es una especie de investigación periodística de la que el autor va informando al lector.

Me ha gustado, y no me extraña que en algunas facultades de periodismo lo tengan como lectura obligatoria.

 

El falsificador de pasaportes

He leído bastantes libros que tratan de modo más o menos directo sobre el holocausto judío, y la situación social y política de Alemania en la época de Hitler.

Los que me gustan son los que narran historias personales de aquella época. Casi todos tienen en común las duras vivencias y los valores que ayudaron a los protagonistas a sobrevivir –o a escribir su situación– en esas increíbles condiciones de privación de libertad, cercanía de la muerte, sufrimiento físico, alejamiento de los seres queridos….

Este libro, “El falsificador de pasaportes”, tiene algo distinto. El protagonista cuenta su historia con realismo y cierto sentido del humor. Y no le faltan motivos porque su natural decidido, junto a su habilidad, desparpajo y… una buena dosis de suerte, hicieron que lograra lo que puede parecer imposible.

Está escrito con agilidad y te atrapa desde el primer momento.

Los nombres que salen y la documentación que aporta al final dan fe de que la situación era la que era. Pero la actitud de Cioma Schönchaus y “el ángel” que sin duda le protege, arrancan la admiración y la sonrisa.

Me parece un libro recomendable, que se lee de un tirón y con el que, sin duda, podrás pasar un buen rato.

 

Otro libro impresionante. Duro pero útil.

De “Sin destino” se conoce más ahora la película que el libro.
Yo no he visto la película, pero lei el libro por mi interés hacia lo que se escribe sobre el holocausto judío, y el modo en que se vivió esa época en distintos paises europeos.


Como muchos de estos libros, Imre Kertész escribe un relato autobiográfico, pero creando un personaje para reflejar en él lo que fueron esos años de adolescente en los que de pronto cae en la cruda realidad de lo que significa ser perseguido y odiado.

Me impresionó especialmente la progresiva sensación de deterioro que se va produciendo en las personas cuando se les va arrebatando lo que tienen: lo material, lo personal, el trabajo, los vínculos afectivos, la intimidad… y todo por un motivo loco, absurdo.

Lo triste y lo valioso es que ha sucedido en realidad, yque podemos aprender mucho de ello.

Poco después de leer el libro, pude ver un estupendo e impresionante documental con el testimonio de varios judíos húngaros llevados a campos de concentración. Se titula “Los últimos días” y es también muy impactante.

 

Un libro sobre el sentido del dolor

Me pedía hace unos días un lector del blog que le recomendara algún libro sobre el sentido del dolor. Le pedí más datos, porque hay mucho sobre el tema y depende mucho quién lo quiera y para qué.

Pero me vinieron inmediatamente a la cabeza dos libros que me parecen de lectura casi obligada y que ayudan mucho. No son ensayos filosófico-teóricos sino que son vivencias personales y reflexiones muy bien escritas. Ambos están tan contextualizados que han servido como base para películas.

El primero es “El hombre en busca de sentido”, de Víctor Frankl. Es de los libros que impactan, que te hace replantearte el sentido de lo que estás haciendo y si tienes bien estructurada la escala de valores.

Pienso que lo que más unifica a los humanos es que todos sufrimos, así que el ver cómo otros enfocan y viven el sufrimiento, y ver que hay otros capaces de dar sentido a ese dolor (no en teoría, sino en situaciones reales) y de sacar lo mejor de sí mismo en esas situaciones, nos puede ayudar a comprender y aprovechar la experiencia universal e inevitable del dolor.

 

La estepa infinita

Me ha parecido un libro estupendo para cualquier tipo de lectores. Incluso para chicos y chicas a partir de 14 años.

Una vez más, no deja de sorprenderme la crueldad de las deportaciones en masa a sitios inhóspitos, como a Siberia en este caso, de ahí el nombre del libro: “La estepa infinita“.
Pero sorprende todavía más la capacidad humana – la de algunos humanos- para adaptarse y sobrevivir a todas las dificultades, para sacar ánimos donde otros no ven más que dificultades y miseria.

Siempre he pensado que del dolor se puede aprender mucho, pero en este caso, se aprende más del optimismo desbordante de una niña, Esther Hautzig, que cuenta su autobiografía entre los 10 y los 14 años

 
 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.